En Reparación de impresoras Guadalajara

La tradición de transmitir el conocimiento es primitiva y se remonta al nacimiento de la capacidad misma de hablar. Los seres humanos tan pronto descubrieron esta nueva propiedad en su desarrollo evolutivo, comenzaron a transmitir lo que sus sentidos en el haber diario podían percibir (y otras veces no basados precisamente en los sentidos, de ahí surgió el relato fantástico). Una consecuencia casi evidente que debía aparecer posterior al crecimiento y desarrollo del lenguaje es la escritura, pues proviene de la necesidad de dejar plasmada la información o el conocimiento respecto a cualquier tema y en cualquier momento, sin emplear recursos cognitivos o memorizar los relatos, ya que la memoria no es persistente ni confiable, de hecho es muy probable que grandes cantidades de información en la antigüedad se hayan perdido en las memorias de sus narradores para siempre.

Cuando apareció la escritura, no solo quedó documentado para futuras generaciones un aporte importante de información, sino que surgió la necesidad de hacerlo con mayor frecuencia y con medios más fáciles. No es raro que se encuentren en cuevas remotas en las montañas del norte de México, el sur de los Estados Unidos y en otros continentes, los vestigios de antiguos pueblos que plasmaron información en las rocas respecto a fundamentos básicos sobre los ciclos de cacería y cosecha de forma pictórica e ilustrada.

Con base en dicha necesidad (encontrar medios fáciles y rápidos), los pictogramas ilustrados del llamado “arte rupestre” se introducen a un proceso denominado “abstracción” el cual modifica los pictogramas evidente y humanoides para convertirlos en formas abstractas y fáciles de plasmar, los cuales fueron los precursores de las letras actuales.

Se dice que la civilización nació el día que nació la escritura, por ello la historia ubica el nacimiento de la civilización en Mesopotamia, de donde se tiene actualmente el acervo más importante de escritura antigua.

Los medios al igual que la escritura, también evolucionaron. Destacan de los pueblos de la antigua Mesopotamia las tablas de arcilla con escritura cuneiforme (escritura que había abandonado los glifos o pictogramas y se muestra con formas abstractas). Para entonces, las personas habían abandonado las praderas, bosques y estepas dejaron las cuevas remotas para comenzar a construir casas y formar pueblos, precisamente porque el conocimiento sobre construcción y urbanismo se había podido transmitir de generación en generación a través de la escritura, que conforma también un parteaguas de la evolución de los sistemas sociales.

Las esplendorosas civilizaciones que siguieron al surgimiento de la gran Mesopotamia, de hecho, no habrían existido sin una base cimentada en los conocimientos que quedaron plasmados para las futuras generaciones. Todo el conocimiento fue documentado y otorgado a los nuevos integrantes del entramado social para crear una plataforma de lanzamiento para el surgimiento de nuevos pueblos, cada uno aportando una mejora al proceso de desarrollo.

Por ello, siglos después en Egipto, Grecia y Roma surgen nuevas formas abstractas y prácticas de escritura que llevan el conocimiento de manera más rápida y comprensible a otros lugares. Por igual la arcilla como sustrato se abandona y surge el papiro, el pergamino y la madera: más ligeras, transportables y por igual resistentes, precursores de nuestro papel actual.

Pero fue precisamente en Roma, donde surgen la mayoría de los usos que actualmente le damos a los escritos: los contratos, las actas, los títulos (de propiedad o nobiliarios), los folios, archivos, entre otros.

La escritura y el papel (en este caso el papiro) sirvieron ya no solo para documentar la historia, sino para documentar sucesos civiles y cotidianos que en la memoria podían sufrir modificaciones u olvido con resultados desastrosos para quienes los celebraban. Aquí nace el derecho tal como lo conocemos.

Siempre se ha dicho que nunca se podrá celebrar un contrato de palabra. Imagine usted que a la persona que le vendió su auto se le olvide que lo hizo (o finja demencia) y después se lo quite, o a la persona que le renta su departamento sin regresarle ni un peso. No existe manera de comprobar que dicho contrato se celebró incluso ante (un olvidadizo) notario público.

Hasta la fecha, empleamos dichos populares como: “Las palabras se las lleva el viento”, para resaltar esta característica de la tradición oral, o también “Papelito habla” para destacar la importancia de tener por escrito los términos acordados de algún asunto.

Antes de 1440 d. C., todo libro, documento o escrito se realizaba a mano. Pero después de mencionada fecha aparecen las primeras técnicas de impresión mecánica por parte del orfebre alemán Johannes Gutenberg que no solo supone la evolución de la escritura y los medios de producción, sino la masificación y estandarización de los contenidos y los sustratos. A partir de este punto la cultura y el conocimiento se vuelven más accesibles al pueblo.

Los libros abandonan las bibliotecas de las abadías y se vuelven un artículo (eso sí, caro y aún difícil de conseguir más no imposible) que aparece en los libreros de las casas de los acaudalados y nobles por toda Europa (y posteriormente en la América colonial).

El desarrollo de los sistemas de impresión no se detuvo ahí. El uso de tipos móviles que es la base fundamental de las impresoras desde su creación hasta ya adentrado el siglo XX, con otros sistemas mas modernos, como los tipos metálicos o la linotipia, entró en desuso hasta la revolución tecnológica del siglo pasado.

Actualmente, los nuevos sistemas se basan en tecnología de cómputo y se conforman de componentes electromecánicos que plasman en papel todo lo que se observa en pantalla. Desde una computadora se pueden procesar textos, diseños e información lo cual supone un ahorro de tiempo y esfuerzo al más mínimo.

Las impresoras por igual ya no son equipos mecánicos increíblemente pesados y grandes (a excepción de la prensa rotativa) para convertirse en pequeños artículos (casi ornamentales) en el escritorio de su oficina, estudio o despacho.

La importancia de los documentos es enorme: un joven puede perder el semestre por no llevar la tarea impresa a la escuela; un abogado puede perder un caso por no tener evidencias o actas sobre algún hecho; un sacerdote no podría oficiar la liturgia tal cual de memoria; usted mismo no podría relatar a sus hijos un cuento extenso solo apelando a sus capacidades de retención; en su oficina misma, la ausencia o pérdida de un archivo se vuelve un caos.

Las impresoras son muy importantes para la vida diaria, y por ello es recomendable tener siempre una en cualquiera de los lugares previamente dichos, totalmente funcional y activa. Por ello, si la impresora posee una particular importancia para la vida dentro de los mencionados rubros, un técnico en reparación de impresoras posee una particular importancia para sus equipos de impresión.

Emerfix puede ser su mejor aliado con dicha necesidad, ya que ofrece un servicio técnico confiable de reparación de impresoras en Guadalajara. Funciona a través de una aplicación que usted puede descargar en su teléfono desde la tienda de aplicaciones para iPhone o equipos con Android. La interfaz le muestra la lista de servicios técnicos que provee, la información del técnico especializado que le ayudará a reparar su impresora, el precio del servicio, tiempo y su ubicación.

Esto es una evaluación del servicio de reparación de impresoras en Guadalajara desde una plataforma segura, tan fácil como pedir un taxi. De igual forma Emerfix garantiza la calidad de sus servicios pues se complementa con un estricto sistema de control de calidad basado en la comunidad de usuarios, es decir, si usted recibe un servicio técnico, podrá evaluar la calidad del mismo para informar a otros usuarios y reforzar la confiabilidad en dicho sistema.

Su pago se realiza hasta finalizar el servicio técnico de manera segura con Pay Pal o con la información de su tarjeta de crédito o débito conectado directamente a la plataforma bancaria para brindar mayor seguridad.

¿Usted necesita una reparación de impresoras en Guadalajara? No se complique, descargue Emerfix ahora mismo y no se arrepentirá. ¿Tiene dudas? Visite nuestra página web en la sección de preguntas frecuentes (FAQ), en Emerfix con gusto le atenderemos.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar

reparacin-de-impresoras-zapopan